Inicio / Futbol / Un rival de la Liga de Campeones obtiene el respaldo del jefe de la Liga

Un rival de la Liga de Campeones obtiene el respaldo del jefe de la Liga

Javier Tebas, presidente de la Liga Nacional de Fútbol Profesional, que gestiona las dos principales ligas profesionales de España, dijo que había una «mayor oportunidad de generar más ingresos» bajo los planes de separación que en la actual Liga de Campeones.

El apoyo de uno de los principales agentes de poder del fútbol europeo dará mayor credibilidad a las propuestas de Dalian Wanda Group, el conglomerado inmobiliario y de entretenimiento dirigido por el multimillonario Wang Jianlin, en su intento de crear un torneo para los clubes más prestigiosos de Europa.

A los clubes españoles les preocupa que los rivales de Inglaterra y Alemania, que están inundados de dinero gracias a los nuevos acuerdos de transmisión nacional, estén ganando una ventaja competitiva.

Los principales clubes de la Liga quieren obtener más dinero de las competiciones europeas para reducir la diferencia de ingresos, al tiempo que buscan acuerdos televisivos más lucrativos en su país.

En declaraciones al Financial Times, Tebas dijo que no se había llegado a ningún acuerdo, pero que la Liga se sentía atraída por el concepto de Wanda.

«Si [la competición europea de clubes] se reorganiza como Wanda ha planteado, hay una mayor oportunidad de generar más ingresos por la difusión audiovisual», dijo.

Tebas también atacó a la Uefa por los cambios propuestos en la Liga de Campeones, que se anunciaron el mes pasado tras las especulaciones de que los equipos de peso del continente estaban discutiendo una «superliga» europea rival.

«Nos hemos interesado más por la propuesta [de Wanda] desde que la Uefa anunció que reformaría [la Liga de Campeones], sin consultar seriamente -en detalle- sus planes de reforma más amplios con las demás ligas nacionales», dijo.

Los comentarios de Tebas suponen un espaldarazo a las ambiciosas propuestas de Wanda, que forman parte de los designios de China de asumir un papel clave en el deporte más popular del mundo.

En el último año, los grupos chinos han gastado miles de millones de dólares en la adquisición de participaciones en clubes de fútbol europeos, empresas deportivas y agencias de derechos de comunicación. El presidente Xi Jinping, cuyo deseo declarado es transformar la China futbolística en una «gran nación deportiva» que no sólo acoja una Copa del Mundo, sino que la gane, ha desencadenado esta oleada de gastos.

El año pasado, Wanda pagó 1.200 millones de dólares por Infront Media, la empresa suiza dirigida por Philippe Blatter, sobrino del ex presidente de la FIFA caído en desgracia, Sepp Blatter, que distribuye los derechos de televisión de algunos de los mayores acontecimientos deportivos del mundo.

Los ejecutivos de Infront están dirigiendo las negociaciones con las ligas y los clubes de fútbol europeos para un nuevo torneo, con la esperanza de vender los derechos de transmisión en todo el mundo.

Entre las propuestas de Wanda está la de eliminar las dos competiciones anuales de clubes de la Uefa, la Liga de Campeones, en la que participan los 32 mejores equipos de toda Europa, y un torneo de segundo nivel denominado Europa League. En su lugar, Wanda organizaría una única competición ampliada en la que participarían más de 32 equipos pero menos de 64.

«La idea de unificar los dos torneos no es mala», dijo Tebas. «Pero lo que está claro es que hay que trabajar algo con todas las diferentes ligas nacionales y la Uefa no lo está haciendo».

El mes pasado, la Uefa anunció una serie de cambios en la Liga de Campeones para la temporada 2018-19. Las cuatro ligas con mejores resultados en Europa -actualmente España, Alemania, Inglaterra e Italia- tendrán más plazas, con cuatro clubes de cada país garantizados en la fase de grupos. Esto representa un cambio hacia los clubes más ricos del continente y podría aumentar el atractivo del torneo para las emisoras.

«La responsabilidad de la Uefa es trabajar para encontrar un equilibrio entre maximizar el éxito deportivo y comercial de nuestras competiciones, garantizando al mismo tiempo el acceso y el apoyo financiero a las 55 asociaciones nacionales, sus ligas y clubes», dijo Pedro Pinto, jefe de comunicación y medios de la Uefa.

El Sr. Tebas dijo que estos planes no disiparían las preocupaciones de los miembros de la Liga, que quieren reformas más amplias, como un reparto más equitativo de los fondos de transmisión entre los clubes y un menor número de partidos en el calendario futbolístico para evitar el desgaste de los jugadores.

«[La Uefa] no ha sabido defenderse de la presión de los grandes clubes y se ha plegado», dijo.

Uno de los principales impulsores del cambio en la competición europea de clubes es la riqueza de la Premier League inglesa, y los clubes españoles e italianos, en particular, expresan su preocupación por el creciente dominio financiero de los rivales ingleses.

Bajo la dirección de Tebas, la Liga ha presionado para crear un modelo de distribución de ingresos más parecido al de la Premier League. Ha negociado los derechos de emisión de las dos primeras divisiones de España de forma colectiva, en lugar de que cada equipo tenga libertad para comercializar sus propios derechos. Esto ha ayudado a reducir la brecha financiera entre la mayoría de los clubes españoles y sus dos superclubes: Barcelona y Real Madrid.

Rate this post

Puede interesarte

Cristiano Ronaldo se vuelca en el empate de Portugal para pasar a octavos

Tras una mañana en la que tiró el micrófono de un periodista a un lago, …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.